m-risk

03/17/2021 Lectura: 4min

Industria 4.0: La inteligencia artificial y la transformación digital como impulsores de productividad

Por: David Chávez Compartir:

Desde hace algunos años se discute la existencia de una cuarta revolución industrial, impulsada por el impacto de la tecnología digital y el procesamiento de datos. Sus consecuencias: una explosión de productividad.

Si bien durante los últimos años hemos sido testigos de un rápido proceso de transformación digital, tanto en Chile como en países vecinos, el COVID-19 ha acelerado aún más el ritmo del cambio y la velocidad de esta evolución. Esto ha obligado a quienes rehuían de las transformaciones a acelerar el paso para igualar a los líderes digitales. Según el informe de la consultora KPMG "CEO Outlook 2020: Covid-19",  un 80% de los CEOs consultados cree que la crisis ha acelerado la transformación; y un 30% considera que actualmente se encuentran “años” por delante de lo que esperaban antes de la pandemia. Ya estamos sumergidos en la cuarta revolución industrial.

Esta cuarta revolución está cambiando la manera en la que operan los negocios y, por lo tanto, el contexto en el que las empresas se ven obligadas a competir. Pero, ¿qué significa y conlleva la llamada Industria 4.0?

El proceso consiste en combinar técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes que se integran en las organizaciones, las personas y los activos. Estas nuevas tecnologías son, entre otras, la inteligencia artificial (IA) y el Internet of Things (IoT). Ambas proporcionan acceso en tiempo real a datos; transformando los productos, las cadenas de suministro, mejorando las operaciones, el crecimiento de ingresos, las expectativas de los clientes y, en consecuencia; cambiando la forma en que se llevan a cabo los negocios.

Negocios sin barreras entre lo digital y físico

Según la consultora Deloitte, "la integración digital de la información desde diferentes fuentes y localizaciones permite llevar a cabo negocios en un ciclo continuo. A lo largo de este ciclo, el acceso en tiempo real a la información está impulsado por el continuo y cíclico flujo de información y acciones entre los mundos físicos y digitales”.

El proceso de integración de información de softwares con inteligencia artificial se divide en tres etapas:

  • Del mundo físico al digital: Donde se captura la información del mundo físico y se crea un registro digital de la misma. En el caso del software M-Risk, el usuario ingresa a la plataforma información que desea monitorear o controlar y el software crea un registro de ésta.
  • De digital a digital: Aquí la información se comparte y se interpreta, utilizando analítica avanzada, análisis de escenarios e inteligencia artificial (IA) para descubrir información relevante. Es en esta etapa de nuestra plataforma en la que se alimentan los algoritmos de formas customizables; dependiendo de lo que el usuario esté realizando, para obtener la interpretación de los datos que se necesiten.
  • Del mundo digital al físico: Se aplican algoritmos para traducir las decisiones del mundo digital a datos efectivos, estimulando acciones y cambios en el mundo físico. En el software M-Risk es posible automatizar procesos y obtener resultados en tiempo real, generar reportes, hacer seguimientos y mucho más.

¿Cómo ser parte de la industria 4.0?

En el mundo en el que vivimos, las empresas deben y están considerando como prioridad la experiencia del cliente; fomentando la comunicación directa con éste dando prioridad a los canales online. De esta manera, las compañías deben asegurarse de que sus colaboradores poseen las competencias digitales necesarias para el desempeño de las funciones digitales.

Para adaptarse a la industria 4.0, es necesario que las empresas analicen periódicamente y con un enfoque de mejora continua la eficacia de la digitalización de sus actividades, procesos y productos, implantando acciones de mejora. Utilizar tecnologías y técnicas que faciliten la transformación digital es primordial; tales como computación en la nube, técnicas de procesado masivo de datos en tiempo reducido, inteligencia artificial (IA), entre otras.

Existen softwares como el de M-Risk para gestionar y respaldar grandes cantidades de información, permitiendo desarrollar gráficos, cuadros y reportes automatizados para analizar masivos volúmenes de datos. Con softwares de esta índole, es posible tomar decisiones más informadas, ágiles, efectivas y en resumen, mejores.

Según la compañía especializada en el desarrollo de soluciones de nube, Oracle, “en este mundo hiperconectado, los sistemas digitales pueden grabar, supervisar y ajustar cada interacción entre los objetos conectados. Este mundo físico se combina con el mundo digital de modo que pueden cooperar”.

El Internet of Things (IoT), concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet, es otro aliado de la Industria 4.0. Este sistema sirve para rastrear y monitorear. Muchas empresas utilizan sensores que, gracias al IoT, pueden ser transportados por personas con facilidad. Algunos permiten medir la calidad del aire y avisan a los usuarios a través de aplicaciones en sus teléfonos móviles cuando el aire está a niveles peligrosos. Otros de estos dispositivos se utilizan para trabajar con radiación y mineras. Gracias a los innumerables usos que las empresas pueden darle al Internet of Things, éste constituye un elemento que aporta considerablemente a la competitividad empresarial.

¿Está preparada América Latina?

Es imprescindible que los países Latinoamericanos trabajen para unirse a esta cuarta revolución industrial. Como economías emergentes, tienen un reto mayor frente a la Industria 4.0 ya que, a diferencia de las potencias mundiales, todavía presentan desventajas en aspectos de vital importancia para el desarrollo en cualquier ámbito, como lo es la infraestructura y la aplicación de herramientas tecnológicas.

Los países Latinoamericanos tienen la tarea de modernizar sus procesos y trabajar de la mano con la Industria 4.0 si se desea tener un futuro industrial estable y adaptable a los cambios que cada vez son más grandes y fuertes. De esta manera, las empresas de Latinoamérica pueden liderar los cambios aplicando tecnologías para automatizar procesos, gestionar y analizar información, y generar reportes. ¿Tu empresa ya trabaja para formar parte de la Industria 4.0?

 

Tu demo CTA tecnológico

 

David Chávez

David es Service Manager en M-Risk. Tiene más de seis años de experiencia en gestión y fiscalización de Proyectos Ambientales; enfocándose principalmente en Reportes de Sostenibilidad, Requisitos Legales y Compromisos. Es Ingeniero en Medio Ambiente y Recursos Naturales y tiene un Diplomado en Políticas Públicas en Medio Ambiente y Gestión Ambiental.

Déjanos tu comentario


Solicita tu Demo

El equipo de M-Risk preparará una demo acorde a las necesidades y requerimientos de tu compañía

AQUÍ

Posts Relacionados

10/14/2021

Transformación digital en la sostenibilidad: La importancia y urgencia en nuestros tiempos

Las señales son muy claras, nuestro planeta está enfrentando desafíos críticos y nos está exigiendo responder de manera seria y oportuna. El cambio ...

Leer más
Lectura: 3min David Chávez

09/13/2021

Sostenibilidad, ¿a dónde nos llevas?: Nuestros primeros 10 años

En el debate internacional sobre el progreso económico futuro, el concepto de desarrollo sostenible se ha convertido en un elemento central. Nuestros ...

Leer más
Lectura: 4min Claudio Muñoz

08/10/2021

Stakeholders: Una herramienta de valor a largo plazo

En medio de presiones para enfocarse en la medicina preventiva, una compañía farmacéutica amplió su abanico de stakeholders para incluir a los ...

Leer más
Lectura: 8min Daniela Celedón