NOTICIAS

El pasado 30 de junio la oficina comercial de ProChile en México, junto con la consultora de medio ambiente ERM y m-risk empresa líder en el desarrollo de plataformas de software HSE&C, fueron los anfitriones del desayuno “Gestión social de la empresa: Desafíos del siglo XXI en la relación de las empresas con su entorno social”. Este evento es el segundo que se realiza en el marco de la serie “Conversaciones y Tendencias en Desarrollo Sustentable”.

El evento tuvo lugar en la azotea del edificio Torre Polanco, en la Ciudad de Mexico y consistió en un panel de conversación el cual contó con la destacada participación de Irma Potes – Subdirectora de Desarrollo Comunitario en Grupo México, Alberto San Bartolomé – Partner y experto en temas Comunitarios en la consultora de Medio Ambiente ERM, Verónica de Parres – Directora de Calidad, Seguridad, Medioambiente y Responsabilidad Social en Acciona Energía México y Felipe Dussaillant – Master en Sustentabilidad de la Universidad de Cambridge y CEO en m-risk.

La temática giró en torno a la experiencia de los panelistas en el trabajo para con sus comunidades, destacando que el valor de las empresas no solo está dado por las utilidades y logro de metas financieras, sino que también depende cada día más de la toma de conciencia respecto de los efectos positivos y negativos que sus actividades pueden tener en las comunidades cercanas a sus operaciones. El trabajo con ellas es entonces primordial e implica la participación activa de las mismas.

En esta línea, algunas de las principales conclusiones luego de las exposiciones y aportes de los asistentes son:

  • Las empresas deben de aprender a escuchar a su comunidad para entender los intereses y necesidades que esta tiene y trabajar en conjunto para mejorar las condiciones en las que se encuentran.
  • El desarrollo comunitario involucrar a todos los estamentos de su estructura, no solamente a los encargados de las relaciones comunitarias. La responsabilidad social debe estar en el ADN de la organización.
  • Las empresas deben ser coherentes entre lo que dicen y cómo actúan con sus comunidades, para evitar que estas se sientan engañadas.
  • La industria debe conversar entre si acerca de las formas con las que se debiera apoyar a la comunidad, de manera que sus esfuerzos sean un real aporte.

Al evento asistieron directores y gerentes de diversas empresas principalmente del sector minero, energético, infraestructura y Oil&Gas. El evento fue amenizado por un desayuno en donde los participantes pudieron intercambiar puntos de vista y realizar aportes sobre los temas tratados durante el panel.